¿Quién está detrás de esto?

  • ¿Eres una PYME o un autónomo y necesitas una web para tu negocio?
  • ¿Necesitas textos atractivos para tu web, tu blog o las landing que vas publicando?
  • ¿Buscas a alguien que te gestione el blog, publicando contenido atractivo tanto para tus clientes como para Google?
  • ¿Quieres una descripción de producto que multiplique las ventas en tu e-commerce?
  • ¿Quieres aumentar el tráfico orgánico en tu sitio para atraer más clientes potenciales y, finalmente, vender más?
Si has respondido afirmativamente a alguna de las preguntas anteriores estás en el sitio correcto. Me llamo Xevi Baena y me dedico al diseño web, al posicionamiento SEO y al copywriting.
 
Mi objetivo es diseñar esa web que tu negocio necesita o convertir la web que ya tienes en una plataforma efectiva para captar más clientes.

Servicios de diseño web : focalizado en WordPress (páginas web corporativas, e-commerce, páginas para PYMES y negocios)

Estrategias de posicionamiento: para aumentar el tráfico, los visitantes y la presencia online de tu web y tu marca

Redacción de textos: gestión integral de blogs, mejora de páginas estáticas, redacción de landings y páginas de producto…

¿Quién soy yo?

Como he adelantado más arriba me llamo Xevi Baena -en Barcelona me llaman Xavi y mis abuelas Javi- y tengo 32 años. Soy de una pequeña población de Girona, aunque he vivido muchos años en Barcelona ciudad. Tengo una licenciatura en Administración y Dirección de Empresas por la Universitat de Barcelona y blablabla…

Quién soy yo de verdad

Bueno, dejemos las presentaciones clásicas y aburridas para LinkedIn y vamos al lío. Permíteme que te explique de dónde vengo y cómo he acabado haciendo una web con el logotipo de un pingüino (sobre eso hablaré más adelante). 

Provengo de una familia trabajadora, nunca me ha faltado de nada y la verdad es que me siento muy agradecido por la familia que me ha tocado: un montón de tíos, tías y primos con los que tengo una fenomenal relación.

Trabajo desde 2002, cuando tenía 15 años. No en el mundo digital, sino de cualquier cosa en la que pudiera trabajar un adolescente primero y un universitario desmotivado tres años después.

Mis primeros trabajos fueron durante el verano como por ejemplo:

  • En una cadena de producción de una fábrica de embutidos
  • Como pinche de recados en un despacho
  • De barrendero y en un camión de la basura (no es broma)
  • Como encuestador callejero
  • Como camarero en restaurantes y hoteles de Inglaterra, Barcelona, la Costa Brava y Formentera

En definitiva: nunca me ha dado miedo ensuciarme las manos ni me han asustado demasiado los cambios.

2012 – 2014

Tras licenciarme estuve unos 3 años en el sector comercial. Era buen comunicador -el trabajo de camarero, que había sido el que más había hecho hasta entonces, me había preparado para hablar y tratar al público sin miedo- pero no me sentía cómodo vendiendo cosas.

Después de pasar por varias empresas como comercial, a principios de 2015 decidí, totalmente desmotivado y perdido personal y profesionalmente, dejar un trabajo fijo y bien remunerado pero que no me aportaba nada para volver a casa de mis padres y pensar qué quería hacer con mi vida: ni idea. 

2015 – 2016

De rebote y sin saber cómo acabé trabajando en Formentera ese verano de 2015 y el siguiente. Entre ambos veranos crucé Italia en una Vespa más vieja que yo y escribí un libro. Simplemente estaba haciendo lo que me estaba dando la real gana, sin trabajar en nada relacionado con lo que había estudiado (de la utilidad o no de la universidad se puede escribir una enciclopedia entera) pero a la vez sin ninguna presión de ningún tipo. Sin embargo eso también tenía un final. 

2017 – Actualmente

En 2016 decidí que ya había tenido suficiente en el mundo de la hostelería y me tomé un año entero para formarme, primero en copywriting y más tarde en SEO. Desde mediados de 2017 trabajo como freelance para PYMES, empresas y como «marca blanca» de algunas reputadas agencias de márketing y posicionamiento

Curiosidades sobre mí

Me encantan las motos

Empecé a andar en moto a los 15 años con una Derbi Variant de 1978. En 2009 compré mi querida Vespa y en 2013 una KTM de enduro con la que aprendí a conducir de verdad. Ahora mismo tengo la Vespa de siempre y una irrompible BMW F650GS del 2004.

Me muevo siempre en bici

A reuniones con clientes, al gimnasio, a hacer recados, a tomar una cerveza con amigos… Algunos días recorro hasta 30 kilómetros de un lado a otro. También me gusta salir en BTT al campo. Moverse en bici es gratis, rápido y encima haces deporte.

He probado MUCHOS cortes de pelo

El pelo es como un videojuego: puedes probar diferentes soluciones que si una no funciona siempre puedes empezar de cero otra vez. Nada de lo que hagas con tu pelo es totalmente irreversible (además que llevarlo toda la vida del mismo modo es de lo más aburrido), así que ¿por qué no atreverse?

Soy impulsivo y me gusta el riesgo

Lo que me lleva a probar todo tipo de actividades que mucha gente ni se plantea por miedo o respeto. ¿Sacarse unos cuántos niveles PADI de submarinismo? Excelente idea. ¿Tirarme en paracaídas? Ya estoy tardando. ¿Descenso en bici, cursos de apnea o cruzar Italia en Vespa? No veo por qué no.

Practico bastante ejercicio

Hace un par de años puse la alimentación y el ejercicio físico como prioridad máxima dentro de mi día a día: duermo mejor, estoy de mejor humor y en definitiva vivo mejor. Antes también hacía deporte, aunque de forma muy irregular. El deporte te enseña que todo se consigue con paciencia y tiempo.

Hablo cinco idiomas

Y quiero seguir aprendiendo más: cuántos más hablas más fácil resulta aprender otro. Concretamente hablo castellano, catalán, inglés, italiano y francés. Y sí, están ordenados de mayor a menor desempeño. 

He hecho 16 mudanzas

Prácticamente una al año desde que empecé la universidad; algunas de ellas han sido bastante simples pero otras sí resultaron ser un auténtico suplicio logístico. Eso me ha ayudado a ser minimalista y aprender a vivir con pocas cosas.